Desde la Asesoría Jurídica: Nueva Ley de Ordenación, Supervisión y Solvencia de las entidades aseguradoras

El pasado miércoles 1 de julio el proyecto de Ley de ordenación, supervisión y solvencia de las entidades aseguradoras y aseguradoras, superó su último trámite parlamentario, al ser aprobado por la Comisión de Economía y Competitividad del Senado, lo que en la práctica supone que queda pendiente sólo de su publicación en el BOE.

El proyecto  que se ha aprobado viene a introducir algunas modificaciones que afectan entre otras  al contenido de la Ley de Contrato de Seguros  y al de la Ley de Mediación en Seguros y Reaseguros, de manera directa, aparte de que su regulación afecte indirectamente a la regulación de dichas materias.

Limitando el objeto de esta nota a la normativa afectada de manera expresa por la nueva norma  tenemos que:

En cuanto a la Ley de Contrato de Seguros,  el texto de la nueva ley establece en su disposición derogatoria única que: “Quedan derogadas cuantas disposiciones de igual o inferior rango se opongan a lo establecido en esta ley y, en particular, las siguientes: a) Los artículos 33.a) 75 (seguro obligatorio de responsabilidad civil) y la definición de grandes riesgos del artículo 107.2 de la Ley 50/1980, de Contrato de Seguro”. Los artículos derogados hacen referencia  al  coaseguro comunitario (art 33.a) y a los seguros obligatorios de responsabilidad civil (art 75).

En cuanto a la Ley de Mediación en Seguros y Reaseguros privados señala la  exposición de motivos de la nueva norma que “Se suprime el registro de auxiliares asesores. Se unifica la terminología del auxiliar, pasando a denominarse ‘colaborador’ y eliminando la diferencia entre auxiliar asesor y auxiliar externo, estableciendo que las funciones del colaborador, y el hecho de que asesore o no, se determinen en el contrato entre mediador y su colaborador. Por otro lado el corredor, para realizar un análisis objetivo, deberá presentar un número suficiente de contratos adecuado a cada operación”.

Dicha modificación se lleva a cabo en la Disposición Final Séptima que establece que:

  1.   El apartado1 del artículo 6. Obligaciones generalesJ, queda redactado como sigue:

«1. Los mediadores de seguros ofrecerán información veraz y suficiente en la promoción, oferta y suscripción de los contratos de seguro y, en general, en toda su actividad de asesoramiento, todo ello en los términos que se establezca por el Ministro de Economía y Competitividad».

  1. El artículo 8. Los auxiliares externos de los mediadores de seguros queda redactado como sigue: «Artículo 8.  Los colaboradores externos de los mediadores de seguros:

1. Los mediadores de seguros podrán celebrar contratos mercantiles con colaboradores externos que colaboren con ellos en la distribución de productos de seguros actuando por cuenta de dichos mediadores bajo su responsabilidad y dirección, en los términos que las partes acuerden libremente. La Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones establecerá las líneas generales y los principios básicos que habrán de cumplir los programas de formación de los colaboradores en cuanto a su contenido, organización y ejecución.

2.  Los colaboradores externos no tendrán la condición de mediadores de seguros, y desarrollarán su actividad bajo la dirección, responsabilidad y régimen de capacidad financiera del mediador de seguros para el que actúen. Los colaboradores deberán identificarse como tales e indicar también la identidad del mediador por cuenta del que actúen. En virtud del contrato mercantil con éste, la información que deberán proporcionar al tomador de seguros será toda o parte de la establecida en el artículo 42, sin que en ningún caso el tomador deje de recibir esa información Completa.

3.  Los mediadores de seguros llevarán un libro registro en el que anotarán los datos personales identificativos de los colaboradores externos, con indicación de la fecha de alta y, en su caso, la de baja, que quedará sometido al control de la Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones.

4. Un colaborador externo de un mediador de seguros, persona física o jurídica, no podrá colaborar con otros mediadores de seguros de distinta clase a la de aquél que le contrató en primer lugar. Además, si es colaborador externo de un agente exclusivo, sólo podrá colaborar con otros agentes exclusivos de la misma entidad aseguradora.»

 

  1.   El apartado 4 del artículo 42. Información que deberá proporcionar el mediador de seguros antes de la celebración de un contrato de seguro queda redactado como sigue:

«4.  El asesoramiento con arreglo a la obligación de llevar a cabo un análisis objetivo a que están obligados los corredores de seguros se facilitará sobre la base del análisis de un número suficiente de contratos de seguro ofrecidos en el mercado en los riesgos objeto de cobertura, de modo que pueda formular una recomendación, ateniéndose a criterios profesionales, respecto del contrato de seguro que sería adecuado a las necesidades del cliente».

  1.   El apartado 1 del artículo 52. Inscripción, queda redactado como sigue:

«1.  La Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones llevará el Registro administrativo especial de mediadores de seguros, corredores de reaseguros y de sus altos cargos, en el que deberán inscribirse, con carácter previo al inicio de sus actividades, los mediadores de seguros y los corredores de reaseguros residentes o domiciliados en España sometidos a esta ley. En el caso de las personas jurídicas, además, se inscribirá a los administradores y a las personas que formen parte de la dirección, responsables de las actividades de mediación. También se tomará razón de los mediadores de seguros y de reaseguros domiciliados en otros Estados miembros del Espacio Económico Europeo que actúen en régimen de derecho de establecimiento o en régimen de libre prestación de servicios. En dicho registro se tomará razón igualmente de los contratos de distribución a que se refiere el artículo 4.1 de esta ley. Este registro administrativo expresará las circunstancias que reglamentariamente se determinen y el acceso a su contenido será general y gratuito».

 

  1.   En la disposición adicional cuarta. Tasa por inscripción de mediadores de seguros y corredores de reaseguros en el Registro de la Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones, en la letra a) del apartado 1 se suprime la referencia a «como sus auxiliares-asesores».

 

  1.   En el apartado 4 del artículo 10. Contrato de agencia de seguros; en el apartado 1 del artículo 16. Formación de los agentes de seguros exclusivos; en el apartado 2 del artículo 17. Publicidad y documentación mercantil de mediación de seguros privados de los agentes de seguros exclusivos; en el artículo 18. Responsabilidad civil profesional y frente a la Administración de los agentes de seguros exclusivos; en el artículo 19 Incompatibilidades de los agentes de seguros exclusivos; en el apartado 3 e) del artículo 21. Requisitos para ejercer como agente de seguros vinculado; en el apartado 2 del artículo 23. Responsabilidad de los agentes de seguros vinculados frente a la Administración; en el artículo 24. Incompatibilidades de los agentes de seguros vinculados; en los apartados 1 y 4 del artículo 25. Ejercicio de la actividad de agente de seguros como operador de banca-seguros; en la letra g) del apartado 1 del artículo 27. Requisitos para ejercer la actividad de corredor de seguros; en el apartado 2 del artículo 30. Responsabilidad de los corredores de seguros frente a la Administración; en la letra b) del apartado 2 del artículo 31. Incompatibilidades de los corredores de seguros; en el artículo 53. Cancelación de la inscripción; en la letra u) del apartado 2 del artículo 55. Infracciones; en la letra d) del número 1 y el número 2 del artículo 62. Condición de responsable o encargado del tratamiento; en la disposición adicional cuarta. Tasa por inscripción de mediadores de seguros y corredores de reaseguros en el Registro de la Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones; y en el apartado 1 de la disposición adicional  undécima, las referencias al «auxiliar externo» o «auxiliar asesor» se entenderán realizadas al «colaborador externo».

 

Como se puede observar la reforma viene a unificar la figura de los auxiliares externo y asesor en los nuevos colaboradores, cuyas funciones vendrán determinadas por las partes (mediador y colaborador) en el correspondiente contrato mercantil.   La norma, sin embargo, remite a la Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones para que determine la formación que deberá tener el colaborador según las funciones que asuma, lo que en definitiva va a suponer que se tenga que determinar cual es el elemento diferenciador esencial para exigir a tales colaboradores una formación de grupo C o B.  A mi juicio, dicho elemento seguirá siendo probablemente,  la realización, o no, de labores de asesoramiento llevadas a cabo por el colaborador.

La reforma, concreta un poco más aspectos tales como la identificación del colaborador y la información que deben facilitar al tomador del seguro.

Por otra parte deja de contemplarse que los corredores de seguros puedan ampararse para justificar su asesoramiento basado en análisis objetivo, en haber tomado en cuenta tres productos del mercado, quedando ahora la concreción de haber prestadp asesoramiento basado en un análisis objetivo de suficientes contratos de seguro, sometida, en caso de duda, al criterio del órgano de control. Algo que, con independencia de que, aparentemente, pueda suponer una menor carga para el mediador, supone, en todo caso, que la valoración de la correcta o incorrecta actuación del corredor estará sujeta al cumplimiento de algo indeterminado, que generará, a mi juicio, una mayor inseguridad jurídica, salvo que la Dirección General de Seguros vaya concretando reglamentariamente, que debe entenderse por “suficientes contratos”.

Las modificaciones indicadas entrarán en vigor el 1 de enero de 2016.


Sin respuestas a "Desde la Asesoría Jurídica: Nueva Ley de Ordenación, Supervisión y Solvencia de las entidades aseguradoras"