El 60% de los mayores recomienda a sus hijos que ahorren para la jubilación

Fundación Mapfre e ICEA han presentado el ‘Estudio social sobre la jubilación: expectativas y experiencias’, que refleja que casi 6 de cada 10 mayores activos considera la situación económica como una de las razones por las que piensan que su vida de jubilados será peor que la que tienen. Además, la situación económica de los hijos representa la principal preocupación de los jubilados y de los que están cerca de serlo, “opinión que se debe fundamentalmente a la difícil situación actual del mercado de trabajo y que a su juicio hace muy difícil que sus hijos tengan un trabajo estable y duradero como el que han disfrutado”, explica. Esta inquietud refuerza su voluntad de animarles a que ahorren y que sean previsores (59%), que consigan un trabajo estable y desarrollen una buena carrera profesional (38%) y que contraten un plan de pensiones o un producto financiero (27%) que en el futuro les ayude a complementar su jubilación.

El trabajo también destaca que los jubilados consideran que esta etapa está siendo como la esperaban (55%) y en algunos casos incluso mejor de lo esperado (25%). También creen que su jubilación es un “privilegio” con respecto a la que tendrán sus hijos y manifiestan que se siguen con­siderando “útiles para la sociedad”, pese a que en ocasiones sienten que pueden llegar a tener cierta “invisibilidad”.

Por otro lado, un 55% considera que sus posibilidades de ahorro han sido bajas y tan solo un 13% señala que ha podido ahorrar con facilidad, lo que determina un nivel de previsión en el que un 39% de los jubilados y un 36% de los acti­vos no han contratado productos específicos para la jubilación y confían en recibir sus ingresos de la pensión de la Seguridad Social.

La contratación de un seguro a largo plazo o plan de pensiones es más frecuente entre los que todavía están activos laboralmente (34%) que entre los jubilados (30%), “una diferencia pequeña pero que indica una tendencia positiva de consumo hacia productos específicos para la jubi­lación que complementen en el futuro al sistema público de pensiones”, afirma. Asimismo, 7 de cada 10 ju­bilados que contrataron un producto de este tipo se muestran satisfechos de haber tomado esta decisión. También influye en que no exista un mayor nivel de ahorro previsional es que 7 de cada 10 ciudadanos, de entre 50 y 64 años, no ha realizado nunca una consulta sobre la cuantía de su pensión para cuan­do se jubile.

El informe también destaca el hecho de que el 30% de los mayores activos tiene previsto destinarlos a completar la pensión de jubilación, mientas que un 28% opina que no tendrá necesidad de utilizarlos y los mantendrán intactos para hacer frente a necesidades inesperadas. Por su parte, el 35% de los jubilados no gasta sus ahorros ante la necesidad de resolver algún imprevisto y el 21% piensa utilizarlos para comple­mentar la pensión y hacer frente a los gastos más cotidianos.

En relación a la denominada “cuarta edad”, formada por personas ma­yores de 80 años, en la que la posibilidad de ser una carga para los hijos es una de las principales preocupaciones, ya que 7 de cada 10 ciudadanos espera poder contar con una solución distinta a la de depender de los hijos. Así, un 29% de los jubilados y un 35% de los activos señalan que tienen pensada alguna solución para afrontar económicamente esta etapa. Además, un 80% de los jubi­lados y un 75% de los ciudadanos activos consideran que la contratación de productos o servicios para poder hacer frente a esta situación de dependencia va a ser cada vez más necesaria.

Compartir:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone

No Replies to "El 60% de los mayores recomienda a sus hijos que ahorren para la jubilación"