Empleados de AIG ayudan al Banco de Alimentos en labores de clasificación

Ocho trabajadores de AIG dedicaron la semana pasada tres horas de su jornada laboral a realizar labores de voluntariado en el Banco de Alimentos de la Comunidad de Madrid. Esta acción forma parte de la política de responsabilidad social corporativa de la aseguradora, en la que tanto ejecutivos como empleados pueden dedicar un número determinado de horas de su jornada laboral al año a acciones de voluntariado. En este caso, la actividad consistió en la clasificación de productos en los almacenes que la ONG tiene en el Colegio San Fernando de Madrid.

“Para mí, y creo que hablo también en nombre de todos mis compañeros, es un orgullo poder dedicar parte de mi tiempo a realizar tareas que benefician a personas necesitadas y agradezco que mi empresa me ofrezca la posibilidad de hacer algo tan gratificante durante mi jornada laboral”, explica Paloma López-Bravo, del departamento de Reclamaciones de la aseguradora.


Sin respuestas a "Empleados de AIG ayudan al Banco de Alimentos en labores de clasificación"