La salud bucodental incide en la recuperación de los pacientes en tratamientos oncológicos

Los tratamientos más comunes para el cáncer requieren un control de la salud oral, ya que son métodos agresivos que tienen efectos secundarios en la cavidad oral. En ocasiones, las alteraciones son tan severas que es necesario disminuir las dosis o interrumpir el tratamiento oncológico. Esto afecta a todos los pacientes que estén recibiendo tratamiento oncológico, independientemente del tipo de cáncer, pero sobre todo a las personas que padecen un tumor en la zona de la cabeza, el cuello o el pecho.

La mucositis es una de las alteraciones de la boca más frecuente durante los tratamientos oncológicos, con una prevalencia de entre un 30% y un 85% de los pacientes, y “suele aparecer de 7 a 10 días después de iniciar la quimioterapia y generalmente, si no existe infección, mejora al cabo de 1 a 2 semanas”, informa Elena Criado, odontóloga de Sanitas Dental. Además de esta alteración, los tratamientos oncológicos también pueden generar otros tipos de efectos secundarios como sequedad bucal (93% de prevalencia en los pacientes), saliva espesa, pérdida y disfunción del gusto (prevalencia de entre un 53% al 88%), dificultad para tragar, masticar o abrir la boca, enfermedad ósea (osteorradionecrosis, prevalencia de 6.1%), e inflamación o dolor en el recubrimiento de la boca y la lengua.

Compartir:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone

No Replies to "La salud bucodental incide en la recuperación de los pacientes en tratamientos oncológicos"