Las aplicaciones basadas en inteligencia artificial aumentarán la vulnerabilidad de las empresas a los ciberataques

Según se concluye en el informe ‘El auge de la inteligencia artificial: perspectivas de futuro y nuevos riesgos’, realizado por Allianz Global Corporate & Specialty, la inteligencia artificial aumentará la vulnerabilidad de las empresas a los ciberataques y fallos técnicos, lo que dará lugar a situaciones de interrupción y pérdidas de mayor escala. En el trabajo se identifican tanto los beneficios como los nuevos riesgos asociados a la creciente implementación de la IA en la sociedad y la industria, incluyendo el sector asegurador.

“La IA llega con potenciales beneficios y riesgos para numerosos campos: economía, política, movilidad, atención sanitaria, defensa y medioambiente. Serán necesarias estrategias de gestión de riesgos específicas para maximizar los beneficios netos de la plena introducción de aplicaciones de IA avanzada en la sociedad”, afirma Michael Bruch, director de Tendencias Emergentes en AGCS.

Las aseguradoras tienen que desempeñar un papel crucial para contribuir a minimizar, gestionar y transferir los nuevos riesgos asociados a las aplicaciones de IA. Las coberturas tradicionales deben ser adaptadas para proteger tanto a clientes como a empresas. El seguro debe dar un mejor tratamiento a determinados riesgos de las empresas, como los ciberataques, la pérdida de beneficios, la retirada de producto y el perjuicio reputacional. Probablemente se adoptarán nuevos modelos de seguro –en áreas como la conducción autónoma, por ejemplo– que aumentarán la presión sobre los fabricantes y distribuidores de software y reducirán la responsabilidad estricta de los consumidores.

El sector de seguros ha sido uno de los primeros en adoptar el aprendizaje automático, ya que maneja grandes cantidades de datos y procesos repetitivos. “La IA tiene un enorme potencial para mejorar la cadena de valor del seguro. En un principio, ayudará a automatizar los procesos de seguro para facilitar un mejor servicio a los clientes. Pueden emitirse las pólizas, y tramitarse los siniestros, con mayor rapidez y menor coste”, explica Bruch. El impulso al análisis de datos por IA ofrecerá también a aseguradoras y clientes una mejor comprensión de los riesgos, de modo que estos podrán ser reducidos de manera más efectiva, mientras que podrán también desarrollarse nuevas soluciones de seguro. Por ejemplo, el análisis basado en IA podría ayudar a las empresas a comprender mejor los riesgos cibernéticos y a mejorar la seguridad. Al mismo tiempo, la tecnología podría ayudar a las aseguradoras a identificar acumulaciones de riesgos cibernéticos. Por último, la IA va a cambiar el modo en que las aseguradoras interactúan con sus clientes, permitiendo un servicio 24/7.

Para identificar los nuevos riesgos de IA, AGCS se ha centrado en cinco áreas de interés, en concreto accesibilidad del software, seguridad, responsabilidad, obligación y ética. En términos de seguridad, por ejemplo, la carrera por llevar sistemas de IA al mercado podría dar lugar a insuficientes o inadecuadas validaciones, que son necesarias para garantizar el despliegue de agentes inteligentes seguros, funcionales y protegidos frente a ataques cibernéticos. Esto podría, a su vez, dar lugar a un incremento de productos defectuosos y de retiradas de producto. Por lo que respecta a la responsabilidad, los agentes inteligentes podrían en el futuro asumir numerosas decisiones que ahora toman los seres humanos, pero no se les puede hacer legalmente responsables de las mismas. En general, el fabricante o el programador del software de los agentes inteligentes asume la responsabilidad por los defectos que causen perjuicios a los usuarios. No obstante, en las decisiones de IA que no estén directamente vinculadas con el diseño o la fabricación, pero que sean tomadas por el agente inteligente como resultado de su interpretación de la realidad, con arreglo a la legislación actual, no habría una parte con responsabilidad explícita.

Compartir:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone

No Replies to "Las aplicaciones basadas en inteligencia artificial aumentarán la vulnerabilidad de las empresas a los ciberataques"