Previsora General explica en el Colegio de Madrid las situaciones a las que se exponen los autónomos en caso de baja, incapacidad o fallecimiento

Previsora General celebró, el pasado 14 de marzo en el salón de actos del Colegio de Mediadores de Seguros de Madrid, el primer encuentro anual con los mediadores que la mutualidad tiene en la zona. Durante la jornada, Sergio Alonso, director territorial de la Zona Madrid – Centro y Levante – Baleares, zona centro, Levante y Baleares de Previsora General, ofreció la ponencia ‘Gerencia de riesgos personales del autónomo. Oportunidad para el mediador de seguros’. Alonso habló de las prestaciones públicas de la Seguridad Social, haciendo hincapié en la descobertura que el colectivo de profesionales autónomos puede sufrir en caso de baja laboral, incapacidad o fallecimiento. En ese sentido, por ejemplo, comentó que un trabajador autónomo que cobre unos 2.000 euros mensuales, en caso de enfermedad o accidente vería su nómina reducida a 689 euros, lo que supondría una pérdida de 1.310 euros, un 65,5% de su sueldo mensual.

Sergio Alonso también expuso que, en España, el trabajador autónomo puede elegir su base de cotización entre 919 euros de mínimo y 3.751 euros de máximo, pero según los últimos datos de la Seguridad Social, 9 de cada 10 autónomos menores de 47 años escogen cotizar por la mínima, y la tendencia es que siga en aumento. Ante esta situación, las aseguradoras cobran fuerza como complemento, generando una oportunidad en el mercado donde los mediadores deben jugar un papel fundamental, en su labor de asesoramiento.

Asimismo, el directivo de Previsora General incidió en la delicada posición que la baja sitúa a los autómos. Por ejemplo, un autónomo que cobre unos 2.000 euros mensuales perderá más del 65% de su sueldo en caso de accidente o enfermedad, pasando a cobrar el primer mes 542 euros y 689 euros los sucesivos. Además, tendrá que añadir los 275 euros de cotización como trabajador autónomo que tiene que seguir pagando. Si la ganancia es mayor, pongamos que ronde los 4.000 euros mensuales, “la diferencia entre el sueldo y la prestación se amplía muchísimo”, apuntó Alonso. También, para el caso de fallecimiento, explicó que un autónomo que cobrase unos 2.000 euros dejaría a su cónyuge una pensión que no superaría el 52% de su salario; en caso de Incapacidad Permanente Absoluta perdería unos 1.211 euros (60,5%) y si la Invalidez es Permanente Total, es decir, no apto para continuar con su oficio, pero sí para realizar otros, perdería 1.566 euros (78,3%). En este sentido, indicó que un alto porcentaje de autónomos no considera probable estos riesgos, sin embargo, según las cifras de la Seguridad Social, en España casi un millón de personas están cobrando pensión por algún tipo de incapacidad.

A continuación, la entidad presentó los productos con los que cuenta para cubrir estas necesidades, y analizó casos prácticos de los beneficios fiscales que existen en la contratación de este tipo de coberturas con una mutualidad de previsión social. Por último, la jornada acogió un taller práctico titulado ‘Que grande es ser pequeño’, que dirigió Alfonso Linares, director de Desarrollo de Correduidea.

Compartir:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone

No Replies to "Previsora General explica en el Colegio de Madrid las situaciones a las que se exponen los autónomos en caso de baja, incapacidad o fallecimiento"