Rignault: “El recorte de las pensiones no puede ser una piedra que se arrojen los políticos de uno u otro color”

Jean-Paul Rignault, consejero delegado de AXA España y presidente de la Fundación AXA, ha advertido en la inauguración de la XXVII Jornada de Vida, Pensiones y Previsión Social Complementaria, organizado por la Fundación AXA y El Nuevo Lunes, de la necesidad de que el recorte de las pensiones deje de ser “una piedra que se arrojen los políticos de uno u otro color”. En este sentido, Rignault ha asegurado que “a pesar de que llevamos veintisiete años hablando sobre el mismo asunto, no hemos sido capaces de cumplir el mandato que se dieron a sí mismas todas las fuerzas políticas de forma unánime hace ahora veinte años en el Pacto de Toledo: constituir un sistema de pensiones sostenible y adecuado”. Asimismo, el consejero delegado de AXA ha hecho referencia al título de estas jornadas (Propuestas electorales para el futuro de las pensiones: los modelos de los partidos políticos) para advertir que, si se ha reducido la pensión a las próximas generaciones de jubilados, los ciudadanos “están en su derecho de saber y conocer cuál será su cuantía. Solo así podrán tomar hoy las decisiones de ahorro necesarias para adecuar y complementar la pensión pública que perciban. No podemos escatimarles esta información”.

Por su parte, Flavia Rodríguez-Ponga, directora General de Seguros y Fondos de Pensiones, ha hecho un repaso de los cambios legislativos de la última reforma de las pensiones que, en su opinión, “mejora y simplifica los productos de inversión”. También ha hecho alusión al programa de educación financiera 2013-2017 impulsado desde el Ejecutivo y con el que se pretende elevar el conocimiento financiero de los ciudadanos y advertir de la importancia del ahorro para la jubilación.

En su turno, Ángel Martínez-Aldama, presidente de Inverco, ha apuntado que, pese a que se observa una ligera recuperación, la tasa de ahorro de las familias españolas es inferior al 10%. “Tenemos la tasa de ahorro con vivienda en propiedad de las más altas de Europa”, ha asegurado, de lo que ha deducido que un mayor ahorro concentrado al sector inmobiliario va en detrimento del ahorro en el sector financiero. “Gastamos 10 puntos del PIB para pagar nuestras pensiones, y las estimaciones es que se necesiten 4 puntos más hasta 2050 con el mismo nivel de cobertura que el actual”, ha afirmado. Entre las medidas que cabría adoptar en el futuro, al Martínez-Aldama considera necesario “hacer un guiño a las pymes con planes simplificados o facilitando las aportaciones de sus trabajadores” y “sacar adelante el Real Decreto que obliga al gobierno a informar a los ciudadanos del importe de sus futuras pensiones”.

Luis Miguel Ávalos, director de Seguros Personales de Unespa, advierte que el fomento de la previsión social complementaria pasa por el desarrollo del segundo pilar –“solo existe en las grande empresas”- , la mejora de la fiscalidad de los rendimientos de los productos de ahorro y un plan específico para los autónomos. En Unespa estiman que existe un déficit de ahorro en la previsión social de 300.000 millones de euros. “No nos basta con lo que estamos haciendo”, ha asegurado Ávalos. “Se han hecho los deberes con la Seguridad Social –en alusión a la reforma de las pensiones- pero no los deberes de los sistemas complementarios. Las reformas han sido insuficientes”, ha afirmado.

Propuestas de los partidos políticos: recuperar el Pacto de Toledo

Posteriormente, los partidos mayoritarios han puesto sobre la mesa sus propuestas electorales y el modelo de sistema de pensiones que consideran necesario para España. Pablo García, portavoz del PP, ha defendido que “la obsesión del PP en los últimos años ha sido la creación de empleo”, y que “con las reformas hechas está garantizada la sostenibilidad del sistema”. A pesar de que la relación entre cotizantes y pensionistas es la más baja desde 2001, desde las filas de los populares apuestan “por un sistema público fuete y solvente de reparto contributivo”.

Los socialistas distan un poco de la opinión de García. Luz Rodríguez, secretaria de Estado de Empleo el último año del Gobierno de Zapatero, considera que la última legislatura de Mariano Rajoy ha sido “una amenaza a la sostenibilidad financiera, insuficientemente protectora y ha roto con los consensos básicos del Pacto de Toledo”. Asimismo, ha advertido de que, pese a que el número de cotizantes a la Seguridad Social está aumentando a un ritmo del 3,6%, la recaudación lo está haciendo al 1,3%. Esta asincronía se debe, en su opinión, a la “precarización del empleo y de salario bajos que nos ha llevado las medidas del Partido Popular y a una política de empleo fundamentada en una reducción de las cotizaciones sociales”. Las propuestas de los socialistas pasan por una recuperación, precisamente, del Pacto de Toledo y la búsqueda de fuentes de financiación para hacerlo sostenible.

José Antonio García Rubio, Izquierda Unida, cree que “aunque se viene anunciando el colapso del sistema desde 1998, aún no ha tenido lugar; aunque ahora haya déficit de la Seguridad Social”. García Rubio ha defendido “el apoyo a las pymes a través de subvenciones del Estado, y no a través de rebajas en las cotizaciones a la Seguridad Social, porque eso redunda en unos salarios más bajos”. En su opinión “habría que recuperar los 65 años como horizonte para la jubilación y los 35 años cotizados para que se jubile quien lo desee”. Ahora, la base de todo el problema pasa, según IU, por el desarrollo de “una política de creación de empleo digno y bien remunerado que deje la tasa de paro en el 10% de la población activa”.

En esta misma línea se ha pronunciado Ignacio Álvarez, representante de Podemos, que considera fundamental que no solo se cree empleo “precario y de bajos salarios, que no generan las cotizaciones necesarias, que es lo que está pasando”. Álvarez ha señalado que “el modelo de empleo determinará la sostenibilidad del sistema de pensiones a medio y largo plazo” y ha lamentado que no se haya dicho a los ciudadanos que “la reforma supondrá una pérdida de poder adquisitivo de los pensionistas a medida que pase el tiempo”.

Podemos, junto con el resto de fuerzas políticas representadas, ha coincidido en la “necesidad de recuperar el espíritu del Pacto de Toledo”, y volver a sacar a las pensiones del debate partidista para no instrumentalizarlas. En este sentido, Luz Rodríguez ha manifestado su deseo de que “este foro sirviera de germen” para esa recuperación. Además, Podemos ha defendido “abrir la puerta a la financiación vía impositiva en el marco de un reforma fiscal más amplia, que las pensiones no contributivas se financien vía impuestos, y la necesidad de poner punto y final a las políticas de austeridad”.

Luis Garicano, en representación de Ciudadanos, también ha hecho referencia a esa ruptura del consenso logrado tras el Pacto de Toledo, porque “las dos reformas [la del PSOE y del PP] son dos parches que nos sacan de apretón, pero no resuelve el problema”. Y en la línea del Podemos, Garicano considera que “lo único que van a suponer es una reducción de las pensiones de los jubilados, que podrían verse avocados a la pobreza”. “No hay pensiones dignas sin carreras laborales dignas”, ha concluido el representante de Ciudadanos.

Compartir:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone

No Replies to "Rignault: “El recorte de las pensiones no puede ser una piedra que se arrojen los políticos de uno u otro color” "