Superar la velocidad, usar el móvil y no abrocharse el cinturón, normas que más infrigen los padres delante de sus hijos

Fundación Mapfre ha presentado el I Barómetro sobre Educación Vial en España. La principal conclusión que se desprende del mismo es que “predicar con el ejemplo es la clave para que los más jóvenes sean peatones seguros y conductores responsables”, afirma la entidad. El estudio también refleja que la familia es el lugar donde los niños deben aprender y reforzar conductas relacionadas con la seguridad vial, tan importantes como respetar los semáforos y los pasos de cebra, abrocharse correctamente el cinturón de seguridad y utilizar el casco y elementos reflectantes cuando circulan en bicicleta, entre otros.

Tanto profesores como padres de alumnos coinciden a la hora de valorar positivamente la educación vial que se imparte actualmente en los centros educativos, aunque el barómetro también apunta que sigue siendo necesario mejorar la educación vial, especialmente en aquellos centros en los que apenas se llevan a cabo actividades específicas en esta materia. Además, un 58% de los docentes y un 63,1% de los padres se posiciona a favor de poner en marcha esta iniciativa, que el pasado mes de mayo aprobó el Congreso de los Diputados y que insta al Gobierno a incluir la educación vial en los ciclos de Primaria y Secundaria.

En lo que se refiere al cumplimiento de la normas, según el barómetro, un 65% de los padres las respeta “siempre”, un 37,9% las respeta “más en presencia de sus hijos” y un 1 por ciento, “solo en viajes largos”. Superar la velocidad, usar el móvil y no abrocharse el cinturón son normas que más infringen los padres delante de sus hijos.

Jesus Monclús, director del Área de Prevención y Seguridad Vial de Fundación Mapfre, ha destacado que “uno de los grupos en los que más ha descendido la siniestralidad vial mortal ha sido el de jóvenes entre 20 y 30 años, el segmento de edad a quien más se han dirigido los programas de educación vial en los últimos años”. Asimismo, también ha resaltado que “lo que los padres les decimos a nuestros hijos que hagan o lo que nos ven hacer queda grabado en su cerebro para el resto de su vida”.

Compartir:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone

No Replies to "Superar la velocidad, usar el móvil y no abrocharse el cinturón, normas que más infrigen los padres delante de sus hijos"