AIG advierte que los ciberriesgos no están cubiertos por las pólizas tradicionales de RC

El crimen como servicio, el ransomware, el hacktivismo y los ataques a proveedores son las principales tendencias en ciberriesgos detectadas por la aseguradora AIG, según explicó su Cyber, Crime and Crisis Solution Product Leader, Carlos Rodríguez, durante su ponencia sobre ‘El gran riesgo del siglo XXI. Los ciberriesgos y la Responsabilidad Civil’ en el marco del XXI Congreso de Responsabilidad Civil y Seguro organizado por Inese. Rodríguez advirtió que los ciberriesgos no están cubiertos por las pólizas tradicionales de RC y que todas las empresas, grandes y pequeñas, están expuestas a ellos, incluso estas últimas “pueden llegar a ver amenazada su continuidad”. El experto de AIG señaló que su aseguramiento es compatible con las pólizas tradicionales y que tiene la misma o mayor importancia que estas. Se refirió también el “supercomplejo entorno” que rodea a los ciberriesgos, en el que se produce una continua evolución de los ataques, “que obliga a estar al CISO de las compañías en permanente vigilancia”, que exige tener medidas específicas de protección para las infraestructuras críticas, por ejemplo, y adaptarse a cambios normativos como los del Reglamento General de Protección de Datos, entre otros. En cuanto a los riesgos que más intranquilidad provocan entre los directivos de las empresas, Rodríguez afirmó que la filtración de datos está, con mucha distancia, en cabeza (52%), seguida de las caídas en la red o el sistema (31%) y la ciberextorsión (12%).

Los informes de AIG demuestran que en 2018 se han producido un 40% más de siniestros en la zona EMEA que en 2017, “a causa también de la mayor cartera de clientes”, y que los comunicados en junio de 2019 igualan ya a los de todo 2018. Al podio de los incidentes ha ascendido el Business email compromise (también conocido como ‘la estafa del CEO’), con un 23%, seguido del ransomware, “cada vez más sofisticado”, con un 18%, y, empatados en el tercer lugar con un 14%, las brechas de seguridad provocadas por hackers y las debidas a negligencia de empleados. Por lo que respecta a los sectores más afectados, los servicios profesionales lideran la clasificación con un 22%, seguidos de servicios financieros (15%), servicios de negocios (12%) y retail (9%).

La mejor solución para transferir esos riesgos es, en palabras de Rodríguez, una póliza de seguros que incluya tres pilares: “prevención, respuesta ágil y cobertura aseguradora adecuada”. Tres aspectos que contempla el producto de CyberEdge de AIG. Esta póliza ofrece herramientas preventivas que proporcionan a las empresas conocimientos, formación y soluciones para adelantarse a los acontecimientos. Además, si se produce el siniestro, garantiza una respuesta 24 horas siete días a la semana durante todo el año, servicios legales y forenses, gastos de notificación, así como gastos de defensa y perjuicios. En cuanto a la cobertura, incluye los daños propios, la extorsión cibernética, la pérdida de ingresos y gastos operativos, los costes directos propios de responder a un ataque o las responsabilidades derivadas del Reglamento General de Protección de Datos, entre otros. A todo ello, hay que añadir una serie de coberturas optativas, entre las que destacan los programas multinacionales, que permiten a AIG suscribir pólizas en cualquier país.

Comparte esta noticia
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email

Sin respuestas a "AIG advierte que los ciberriesgos no están cubiertos por las pólizas tradicionales de RC"