AIG propone una serie de medidas para afrontar el riesgo cibernético e incrementar la seguridad online

A través de un informe reciente, elaborado a nivel internacional, AIG pretende aumentar la inteligencia cibernética y proteger a sus clientes a través de su experiencia en esta modalidad de riesgo.

En primer lugar, el análisis de AIG detalla cuatro formas comunes de ciberriesgo para individuos y familias:

  1. Robo de identidad. El ciber delincuente roba información personal de otra persona con el fin de acceder a su dinero o crédito. Los jóvenes adultos constituyen casi un tercio de las demandas por robo de identidad.
  2. Phishing. El ciber delincuente truca el email de un usuario para revelar información personal y poder utilizarla de forma ilegal. Estos ataques pueden parecer emails personales que incluyen links o adjuntos.
  3. Ciber Bullying. Consiste en la publicación online de mensajes dañinos sobre otra persona. Los intimidadores cibernéticos suelen llevar a cabo publicaciones de forma anónima para evitar incurrir en responsabilidades. Los mensajes dañinos pueden ser virales y causar un grave daño a la reputación y bienestar de la víctima.
  4. Ciber Depredadores. Esta modalidad de ciber delincuentes busca adolescentes en Internet con el fin de manipularles, controlarles o hacerles daño. Los ciber depredadores suelen dirigirse al sector de jóvenes adultos, no sólo a niños y adolescentes.

Asismismo, el trabajo muestra siete formas de incrementar la seguridad cibernética:

  1. Programar con una estructura fuerte y sólida, y con contraseñas únicas para todos los dispositivos y cuentas.
  2. Tener una contraseña de seguridad para el WI-FI.
  3. Leer los correos electrónicos y la información online con precaución. Si se recibe un acuerdo o una oferta inverosímil (demasiado buenas para ser verdad), probablemente sean falsos.
  4. Instalar un sistema de seguridad anti-virus y anti-malware, de una compañía conocida.
  5. Cerciorarse de actualizar periódicamente los sistemas de software y sistemas operativos.
  6. Limitar la cantidad de información personal que se comparte online.
  7. Utilizar un eliminador de archivos antes de vender o reciclar los viejos dispositivos.

Por último, la entidad recomienda seguir seis pasos para proteger a los hijos de los ataques cibernéticos:

  1. Ubicar un ordenador para el uso de los niños en un área abierta de la casa.
  2. Filtrar y supervisar las actividades online que llevan a cabo los hijos mediante controles que pueden ayudar a estar presentes en ellas.
  3. Crear reglas de seguridad y colocarlas en un lugar visible. Modificarlas en función de la madurez que vayan alcanzando los hijos, para reflejar la evolución de sus actividades online.
  4. Cultivar un interés sobre las actividades online de los hijos. No tener miedo de preguntarles con quién están hablando y de qué están hablando.
  5. Ser un modelo de seguridad online cuando se está haciendo uso de la tecnología. Así se puede mostrar a los hijos cómo utilizar la tecnología de forma segura.
  6. Ocultar la cámara del ordenador o televisor salvo cuando realmente se necesite para videollamadas

Para Lucas Scortecci, director de Líneas Financieras de AIG Iberia, “la seguridad cibernética en el hogar no sólo trata de implantar tecnología de protección, sino que los usuarios, incluidos los niños, sean conscientes y estén educados sobre los riesgos a los que pueden exponerse cuando navegan por Internet”.


Sin respuestas a "AIG propone una serie de medidas para afrontar el riesgo cibernético e incrementar la seguridad online"