Allianz Risk Transfer y Nephila prueban con éxito la tecnología blockchain para swap de catástrofe

Allianz Risk Transfer AG (ART) y Nephila Capital Limited (Nephila) han anunciado que han probado con éxito el uso de la tecnología de contratos inteligentes blockchain para tramitar un swap de catástrofe natural. “El ensayo no sólo demuestra que el tratamiento transaccional y la liquidación de fondos entre las aseguradoras y los inversores pueden acelerarse y simplificarse significativamente con los contratos basados en blockchain, sino que también señala otras ventajas, como el aumento de la capacidad de negociación de los bonos de catástrofe y las mayores oportunidades para aplicar esta tecnología en otras operaciones de seguros”, indican desde ART.

“La tecnología ‘blockchain’ incrementará la fiabilidad, la auditabilidad y la velocidad de los swaps y bonos de catástrofe, dado que se requerirá menos tratamiento manual, autenticación y verificación por medio de intermediarios para confirmar la legitimidad de los pagos y las transacciones en relación con los inversores”, explica Richard Boyd, Chief Underwriting Officer de ART, con sede en Bermudas. “Al sustituir la intervención humana, que actualmente está integrada en todo el proceso, los retrasos por fricciones y los riesgos de fallos humanos se eliminan completamente, lo que tiene un efecto radical sobre la velocidad y la eficiencia del proceso y, en el caso de los bonos, de la capacidad de negociación de dichos títulos”, añade.

Los llamados swaps y bonos de catástrofe («cat swaps» y «cat bonds») son instrumentos financieros que transfieren un conjunto específico de riesgos, normalmente riesgos de desastre natural, como huracanes o tifones, de una aseguradora a los inversores o a otras aseguradoras que utilizan factores de activación con parámetros definidos. En el caso de los swaps de catástrofe financieros, la aseguradora paga a un tercero para que éste asuma el riesgo financiero de un suceso de catástrofe definido, como un huracán en Florida, a cambio de un pago o de una serie de pagos. Si se produce el suceso y este cumple los criterios de activación predefinidos, el tercero será responsable del riesgo financiero acordado previamente.

Los bonos de catástrofe siguen un planteamiento similar, pero son varias las partes que asumen la exposición a la catástrofe por medio de un instrumento financiero titulizado, en el que éstas invierten. Si se produce un suceso que cumpla los criterios correspondientes, los inversores pierden el principal que hayan invertido; si no, reciben los intereses en forma de un pago de un cupón periódico, así como el reembolso de la inversión principal, al vencimiento del bono.

La tecnología de contratos inteligentes basados en blockchain posee el potencial de facilitar y acelerar el proceso de gestión del contrato de dichos swaps y bonos de catástrofe. Cada contrato validado en la infraestructura compartida abierta contiene datos y códigos autoejecutables inherentes a dicho contrato. Cuando se produce un suceso desencadenante que cumpla las condiciones acordadas, el contrato inteligente blockchain selecciona las fuentes de datos predefinidas de todos los participantes, incluidas sus actualizaciones, y activa y ejecuta automáticamente los pagos o las transacciones.


Sin respuestas a "Allianz Risk Transfer y Nephila prueban con éxito la tecnología blockchain para swap de catástrofe"