Aumenta el número de empresas que temen los efectos de los daños no físicos, las incertidumbres del mercado y los peligros políticos

barometro-allianzAllianz acaba de publicar su 6º Barómetro de Riesgos anual, que analiza los riesgos corporativos a escala mundial, así como por región, país, sector y tamaño de empresa. Del mismo, se desprenden como principales conclusiones que a las empresas les preocupa cada vez más la impredecibilidad del entorno empresarial, dominado por la volatilidad de los mercados y el aumento de los peligros políticos, como el proteccionismo o el terrorismo. Otras inquietudes que cobran importancia son los dilemas digitales derivados de las nuevas tecnologías y los riesgos cibernéticos, así como las catástrofes naturales. Sin embargo, lo que más sigue preocupando es la pérdida de beneficios, porque se trata de una situación que puede generar pérdidas de ingresos significativas, pero también porque están surgiendo nuevas amenazas, especialmente los daños no físicos y los peligros intangibles, como incidentes cibernéticos y pérdida de beneficios por violencia política, huelgas y actos terroristas. Esta tendencia viene en parte impulsada por el auge del ‘Internet de las cosas’ (IoT) y la cada vez mayor interconectividad de las máquinas, las empresas y sus cadenas de suministro, que pueden multiplicar fácilmente las pérdidas en caso de que se produzca un incidente.

“El creciente número de actividades subcontratadas ha hecho que los procesos de producción sean más vulnerables en términos de pérdida de beneficios. La capacidad alternativa de producción de muchas organizaciones se ha reducido”, ha comentado Juan Manuel Negro, director general de AGCS España.

Las empresas también se enfrentan a posibles pérdidas financieras motivadas por el cambio del panorama político (Brexit, Trump, próximas elecciones en la UE, etc.), que genera miedo a un aumento del proteccionismo y la antiglobalización.

“Las empresas de todo el mundo se enfrentan a un año de incertidumbre”, ha añadido Chris Fischer Hirs, director general de AGCS. “Están preocupadas por los cambios impredecibles que pueden darse en el ámbito jurídico, geopolítico y del mercado en todo el mundo. Están surgiendo un gran número de nuevos riesgos más allá de los peligros permanentes de incendio y catástrofes naturales que requieren un replanteamiento de las herramientas actuales de vigilancia y gestión de riesgos”.

En España, en segundo lugar, se encuentran los riesgos cibernéticos, seguidos de los provocados por los cambios en la legislación y regulación; el incendio; las catástrofes naturales; el desarrollo de los mercados; la evolución macroeconómica, las deficiencias de calidad, defectos de serie y retirada de productos; los riesgos políticos; y la pérdida de reputación o valor de marca.


Sin respuestas a "Aumenta el número de empresas que temen los efectos de los daños no físicos, las incertidumbres del mercado y los peligros políticos"