Cobrar el alquiler y evitar daños en el inmueble, principales preocupaciones de los propietarios

Según datos de ARAG, las mayores preocupaciones de los propietarios son no cobrar el alquiler a tiempo y que los inquilinos causen daños graves en el piso que no puedan ser reparados con el dinero depositado de fianza. La entidad detalla que los propietarios están dispuestos a alquilar su vivienda siempre que cuenten con la suficiente seguridad de que el inquilino pagará las rentas mensuales. En este sentido, otro de los puntos por los que se interesan los clientes de la entidad es el tiempo en el que tardarán en cobrar de la compañía los adelantos de rentas o con cuántos impagos puede ser iniciado este procedimiento.

Con relación a los propietarios que consideran que el alquiler no es una opción adecuada porque las rentas no les compensan de los problemas que pueden llegar a tener, el responsable de ARAG Alquiler, Xose Lois Avendaño, apunta que “el mercado se comporta de un modo muy distinto en grandes ciudades que en poblaciones pequeñas” y añade que “el sector del alquiler en Madrid o en Barcelona tiene una rotación vertiginosa”.

Asimismo, los propietarios cada vez exigen más garantías de solvencia a los inquilinos para intentar minimizar el riesgo de impagos ante un posible cambio en su situación económica. En consecuencia, ARAG recomienda tener contratado un seguro de Alquiler que pueda hacerse cargo de la situación de impago, así como de hacer las gestiones necesarias para que el piso vuelva a manos del propietario, si hay incumplimiento por parte del inquilino. La entidad también aconseja otras medidas como redactar minuciosamente el contrato de alquiler, especificando en qué casos puede rescindirse, además de anexionar un inventario del piso perfectamente detallado para evitar posibles conflictos al respecto en un futuro.

ARAG añade que la nueva versión de su producto ‘ARAG Alquiler’ da garantías a los propietarios que alquilan su piso ante cualquier imprevisto, incluso en casos de impago de rentas o de suministros. La póliza se hace cargo de las rentas impagadas por parte de los arrendatarios hasta que se solucione el problema legalmente, siempre según los límites establecidos cuando se contrató el seguro. También cubre la defensa y la reclamación en caso de incumplimiento de contrato, intermediando entre propietario e inquilino.


Sin respuestas a "Cobrar el alquiler y evitar daños en el inmueble, principales preocupaciones de los propietarios"