Crece el número de víctimas mortales por incendios en los hogares españoles

Más incendios y más víctimas en las viviendas. Es el balance que dejó 2016, año en el que se produjo una media diaria de 44 fuegos en el hogar, un 3,2% más que en 2015, y 133 fallecidos, 23 más que el año anterior, pasando así de un ratio de 2,36 en 2015 a 2,86 fallecidos por millón de habitantes, según se desprende del estudio Víctimas de incendios en España 2016, realizado por Fundación Mapfre y la Asociación Profesional de Técnicos de Bomberos (APTB). Así, de los 16.136 incendios sucedidos en la vivienda, los que tuvieron víctimas mortales fueron ocasionados por un aparato productor de calor (radiador o brasero), en el salón y durante el día. Más de la mitad de las víctimas eran hombres (52%) y mayores de 65 años (60%).

El informe destaca que, en 2016, los cuerpos de bomberos realizaron un total de 122.828 intervenciones por incendios, lo que representa un 9,7% menos que el año anterior, y que contrasta con un ligero incremento producido en el número de incendios en el hogar y con un aumento, más significativo que otros años (21% más), en relación al número de fallecidos. También pone de manifiesto que las personas mayores sufrieron el mayor número de fallecimientos, colectivo, que a juicio de los expertos necesita mayor protección y vigilancia y que hace necesario que se organicen mayor número de campañas de prevención. Al analizar el número de fallecidos en viviendas por meses, se repite el mismo patrón que todos los años: durante los seis meses fríos del año se origina el 62% de las víctimas mortales. Prueba de ello es que entre noviembre y febrero (4 meses) de 2016 se produjo casi el mismo número de fallecidos (87) que en el resto del año (88).

Por Comunidades Autónomas, las cinco con mayor índice de víctimas fallecidas en 2016 han sido Castilla La Mancha, con un ratio de 6,86 fallecidos por millón de habitantes; Castilla y León (con 6,54), Comunidad Valenciana (con 5,85), Asturias, (con 4,80), y Murcia (con 4,78). Por el contrario, las que tuvieron menor tasa de víctimas mortales en viviendas por millón de habitantes en 2016 fueron, La Rioja (un año más sin víctimas mortales), Islas Baleares (con 0,90) y Comunidad de Madrid (con 1,8). Llama la atención la gran mejora experimentada por Mallorca, Menorca, Ibiza y Formentera, que en 2015 ocupaban el peor ratio, y en las que en 2016 se ha producido una única víctima mortal. En términos absolutos, Andalucía, fue la comunidad autónoma con mayor número de víctimas mortales (con 33 fallecidos), 11 más que el año anterior, lo que supone un importante incremento del 50%.  La segunda es Cataluña, con 30 víctimas mortales.

Fundación Mapfre aboga por extender el uso de los detectores de incendios en todo tipo de viviendas, ya que son el mejor sistema para sobrevivir a un incendio por la noche, pues despiertan a las personas con un fuerte pitido y de esta manera pueden escapar para salvar la vida.

Comparte esta noticia
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email

Sin respuestas a "Crece el número de víctimas mortales por incendios en los hogares españoles"