El Colegio de Madrid informa sobre cómo afectará el nuevo RDL a la mediación

El Colegio de Mediadores de Seguros de Madrid ha informado a sus colegiados sobre los aspectos nucleares del recién aprobado RDL y la forma en que puede afectar al sector de la mediación y al de seguros en general.

A tal efecto, el Colegio de Madrid llama la atención sobre los siguientes extremos:

1. OBJETO Y DURACIÓN DE LAS MEDIDAS ADOPTADAS POR EL GOBIERNO

 El RDL establece un permiso obligatorio, retribuido y recuperable para personal laboral por cuenta ajena, limitado en el tiempo entre los días 30 de marzo y 9 de abril (ambos incluidos).

El RDL no resulta de aplicación a determinados sectores, incluyendo aquellos cuya actividad fue paralizada tras la declaración del estado de alarma o aquellos otros que tengan la condición de esenciales.

2. ¿A QUIÉN AFECTA LA OBLIGACIÓN DE DISFRUTAR DEL PERMISO RECUPERABLE RETRIBUIDO?

 Afecta a los trabajadores por cuenta ajena, siempre que no se encuentren en alguno de los supuestos excepcionados del ámbito de aplicación del RDL.

Los principales supuestos en los que un trabajador por cuenta ajena no disfrutará del permiso obligatorio son:

  1. Trabajadores que puedan seguir prestando sus servicios a distancia (mediante teletrabajo o cualquier modalidad no presencial de prestación de servicios).
  2. Trabajadores de baja, trabajadores cuyo contrato esté suspendido o trabajadores de empresas que hayan presentado un ERTE de suspensión o de empresas a las que les sea autorizado un ERTE de suspensión.
  3. Trabajadores que presten servicios en sectores que ya fueron paralizados tras la declaración de estado de alarma.
  4. Trabajadores que presten servicios en sectores calificados como “esenciales”.

3. ¿CÓMO AFECTA ESTA MEDIDA A LOS MEDIADORES DE SEGUROS?

Tras la declaración del estado de alarma el 14 de marzo, la actividad financiera y de seguros no fue objeto de paralización. Se puso de manifiesto que AEMES entiende (y el Colegio comparte), que la mediación en seguros debe considerarse comprendida dentro de la actividad de seguros y, por tanto, tampoco fue objeto de paralización.

La cuestión que se suscita es si este RDL paraliza ahora la actividad de seguros y, por tanto, la de mediación.

Tras analizar detenidamente el RDL la respuesta es que NO por los siguientes motivos:

En primer lugar, es importante subrayar que el RDL únicamente afecta a los trabajadores por cuenta ajena, es decir, las restricciones que establece el real decreto no afectan a los corredores y agentes que trabajen por cuenta propia, es decir a los autónomos.

En segundo lugar, Conforme al artículo 1.2.e) quedan exceptuados de la aplicación del RDL las personas trabajadoras que puedan seguir desempeñando su actividad con normalidad mediante teletrabajo o cualquiera de las modalidades no presenciales de prestación de servicios. Por tanto, las restricciones establecidas en el RDL no afectan a los trabajadores de agencias o corredurías de seguros que vengan teletrabajando o que puedan teletrabajar.

En tercer lugar, el RDL en su Anexo establece que no será objeto de aplicación el permiso retribuido regulado en el presente real decreto-ley a las siguientes personas trabajadoras por cuenta ajena: 

12. Las de empresas de servicios financieros, incluidos los bancarios, de seguros y de inversión, para la prestación de los servicios que sean indispensables, y las actividades propias de las infraestructuras de pagos y de los mercados financieros.

En consecuencia, dado que los mediadores de seguros forman parte de las empresas que prestan servicios de seguros (pues las personas, tanto físicas como jurídicas, que han contratado los servicios de un mediador de seguros se relacionan por lo general con las entidades aseguradoras a través de dichos mediadores), los mediadores personas físicas y los trabajadores de mediadores personas jurídicas no se ven afectados por las restricciones del RDL y, en consecuencia, si no pueden teletrabajar, pueden trabajar desde sus respectivos centros de trabajo para la prestación de servicios que sean indispensables.

La conclusión es:

(I) Los corredores y agentes de seguros que trabajen por cuenta propia podrán seguir trabajando desde sus centros de trabajo o desde casa si pueden teletrabajar.

(II) Los empleados por cuenta ajena de agencias o corredurías deben trabajar desde casa en la medida en que ello resulte técnica y razonablemente posible.

(III) Los empleados por cuenta ajena de corredurías o agencias de seguro podrán trabajar desde sus centros de trabajo sólo para prestar servicios que sean indispensables y siempre que no puedan prestarlos desde casa.

Comparte esta noticia
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email

Sin respuestas a "El Colegio de Madrid informa sobre cómo afectará el nuevo RDL a la mediación"