El litoral mediterraneo y Madrid, zonas más propensas a sufrir robos en viviendas

Pilar González de Frutos. Rueda de prensa Memoria Social del Seguro 2015Unespa presentó, la semana pasada en Madrid, el informe Los robos en los hogares en España, que forma parte de la nueva edición de la Memoria social del seguro. Del estudio se desprende que los meses de enero, febrero, marzo y agosto son los preferidos por los ladrones para asaltar viviendas. En contrate, el otoño es la estación con menos asaltos a viviendas, lo que, según Unespa, pone de manifiesto que muchas veces los delincuentes asaltan segundas residencias. Unos inmuebles que, por definición, presentan índices de ocupación más bajos en la época laboral que en los periodos vacacionales. Con relación a su gravedad, diciembre, enero y agosto son, en este orden, los meses que presentan los robos más llamativos.

Por provincias, donde se dan robos con mayor asiduidad son las que conforman la costa mediterránea, además de Madrid. En concreto, en los puestos de cabeza se sitúan Tarragona, donde es un 65,7% más probable que una vivienda sufra un asalto que en el conjunto del país, y Murcia (44,2%). Entre medias se cuelan Madrid (56%) y Toledo (36,5%), en segunda y cuarta posición, seguidas inmediatamente del resto de provincias del Levante. En el extremo opuesto están Navarra (-66,34%, respecto del conjunto de España), Orense (-65,12%) y Palencia (-63,91%). Aunque si atendemos a la gravedad de los robos, En este caso, los asaltos más graves se dan en Orense, provincia en la que suele ser un 82,41% más grave que en el conjunto de España. Le siguen en importancia Murcia (72,33%), Almería (58,41%) y Teruel (40,78%).

El informe también da cuenta del coste medio de los siniestros que sufren las viviendas. En concreto, los datos muestran que los robos tienen un coste superior a los 1.500 euros en Murcia, Cataluña, Baleares y Castilla-La Mancha. Las comunidades autónomas donde el robo típico es menos grave son Aragón y Asturias. Ahí, las pérdidas provocadas por un asalto no llegan a los 1.000 euros. Por provincias, a la cabeza se encuentran Toledo, Gerona, Barcelona, Murcia, Baleares, Orense y Guadalajara. En estos siete casos, el coste medio de los robos supera los 1.500 euros. Los robos más modestos se dan, en cambio, en Palencia, Asturias, Lugo, Álava, Zaragoza, Ávila, Ciudad Real, Jaén, Cuenca y Las Palmas de Gran Canaria. En cada una de estas 10 provincias los asaltos tienen un coste medio inferior a los 1.000 euros.

Para la elaboración del trabajo, detalla Unespa, se han tomado como referencia 80.000 robos padecidos por un parque de 10 millones de residencias aseguradas y distribuidas por toda España.


Sin respuestas a "El litoral mediterraneo y Madrid, zonas más propensas a sufrir robos en viviendas"