El seguro ahorra 48 euros a sus clientes por cada euro dedicado a parar fraudes

Las aseguradoras ahorran a sus clientes 47,90 euros por cada euro que destinan a investigar posibles casos de fraude, según se extrae del informe ‘El fraude al seguro español. Año 2018’ de ICEA, elaborado a partir de la información remitida por 41 aseguradoras (reúnen una cuota de mercado del 52%) que detectaron 175.777 intentos de estafa el pasado año, 20 cada hora. Del informe también se desprende que, desde 2011 y hasta 2017, los pequeños fraudes venían ganando presencia, dinámica que denotaba un incremento de los intentos no profesionales de fraude. Pero en 2018 los pequeños fraudes se han estabilizado. Actualmente, algo más de un tercio (36,2%) de los intentos de engaño detectados conllevaban reclamaciones inferiores a los 500 euros y los dos tercios restantes (63,8%) implicaban el pago de importes más elevados.

Los datos de ICEA muestran cómo un 62,8% de los casos de fraude detectados se da en el seguro del Automóvil; las líneas de Diversos abarcan otro 30,3% de los intentos de estafa; otro 5,8% de los intentos de fraude se produce en los ramos de Vida, Accidentes y Salud; y el 1,2% restante corresponde a otras líneas de negocio. La inversión media que hace una aseguradora en la investigación de un fraude es de 247,90 euros. Sin embargo, esta partida varía algo de una línea de negocio a otra. En seguros personales (Vida, Salud…) el gasto medio es de 591,10 euros, mientras, en los seguros de Automóviles asciende a 379,50 euros y en los Patrimoniales y de Responsabilidad Civil es de 153,80 euros. Por último, en Otros ramos esta partida asciende a 475,90 euros. El retorno medio por investigación es de 47,90 euros por cada euro invertido. Pero también aquí hay variaciones en función de qué tipo de fraude se analice. Mientras que en los seguros Personales se evita el pago de 181,60 euros por cada euro dedicado a investigar, en la categoría Otros esta cuantía es de 38 euros.

El tipo de fraude que se intenta cometer también varía en función del tipo de seguro. En Automóviles, por ejemplo, las reclamaciones desproporcionadas constituyen el tipo de fraude más habitual (37,4%), seguido de la ocultación de las lesiones o daños preexistentes (19,4%). En Diversos, lo más frecuente son los siniestros simulados (28,2%), mientras que en seguros personales la ocultación de lesiones o daños preexistentes (51,9%) es el tipo más común de los casos de fraude de esta categoría.

El en XXV Concurso sectorial de detección de fraudes organizado por ICEA, se ha reconocido a las siguientes entidades: en Automóviles a Mutua Madrileña y a Pelayo por partida doble; en Patrimoniales a Reale por partida doble y a Mapfre; y en Personales a AXA también por partida doble y a Fiatc.


Sin respuestas a "El seguro ahorra 48 euros a sus clientes por cada euro dedicado a parar fraudes"


    ¿Tienes algo que decir?

    Algo de HTML está bien.