En 2030 la brecha entre cotizantes y jubilados aumentará en un 21,1%, según el Instituto de Actuarios

Las últimas previsiones del Instituto de Actuarios Españoles (IAE) apuntan, en caso de no continuar con las reformas necesarias, a un aumento del gasto público en pensiones  debido al incremento de la brecha entre cotizantes y jubilados. Según este organismo, en 2030 el ratio cotizante-pensionista será de 1,5, frente al 1,8 actual. Asimismo, el factor de sostenibilidad se verá estresado por el incremento de la esperanza de vida, que, según los datos del IAE, cada día que pasa aumenta 4,8 horas al nacer y 3,6 horas a los 65 años. Estos datos han sido dados a conocer durante el debate sobre Pensiones Públicas y Privadas organizado por el Instituto de Actuarios Españoles y en el que han participado representantes del PP, PSOE, IU-UP, Ciudadanos, Podemos y VOX.

El presidente del IAE, Luis Mª Sáez de Jáuregui, recordó que “los actuarios se encuentran muy presentes en los tres pilares de las pensiones: en el primer pilar, público y de reparto; en el segundo pilar, de corte empresarial dentro de la negociación colectiva; y, en el tercer pilar, de ámbito privado e individual”.

La mayor parte de los partidos políticos han abogado por la vuelta al consenso y a los principios del Pacto de Toledo para garantizar el futuro del Sistema Público de Pensiones. Asimismo, ante el escenario de bajada de cotizantes y la preocupación social, todas las fuerzas políticas han coincidido en que la mejor forma de asegurar la viabilidad del sistema es a través de la creación de empleo.

Los partidos políticos también coinciden en considerar positivos los planes de pensiones privados como complemento al sistema público. Así, PSOE y Podemos han abogado por potenciar los planes de empleo, vía la negociación colectiva. Además, Podemos se ha mostrado favorable a corregir la regresividad de la fiscalidad, topando las cotizaciones máximas y diferenciando la tributación de los planes colectivos y los individuales. Ciudadanos considera que para fomentar el ahorro a largo plazo es necesario que haya unos incentivos fiscales, diseñados dentro del equilibrio general del sistema para que no se dispare el déficit público. El PP ha destacado los incentivos fiscales recogidos en su programa electoral, como hacer que en el momento del rescate de un plan de pensiones, los rendimientos de las inversiones tributen como rentas del capital, normalmente a un tipo menor que las rentas del trabajo, o aumentar la cantidad con derecho a reducción en el IRPF por aportaciones conjuntas entre trabajador y empresa. A diferencia del resto de formaciones políticas, IU-UP ha defendido un sistema cien por cien público y se ha mostrado convencida de que los planes de pensiones privados favorecen la especulación en los mercados financieros.

Por último, todas las formaciones políticas se han mostrado de acuerdo en fomentar la transparencia con fórmulas para que los ciudadanos conozcan su contribución individual y la prestación que recibirán en el futuro.


Sin respuestas a "En 2030 la brecha entre cotizantes y jubilados aumentará en un 21,1%, según el Instituto de Actuarios"