Los cinco principales ciber-riesgos para 2001, según Hiscox

Hiscox ha definido las cinco mayores amenazas cibernéticas de 2021, analiza las tendencias de los próximos 12 meses y propone a qué medidas debería dar preferencia el tejido empresarial español, en un panorama mundial del riesgo ciber que a lo largo de 2020 ha cambiado para siempre. Según la aseguradora, por un lado empresas de todos los tamaños y sectores han visto cómo aumentaban los incidentes e intentos de ciberataque y, por otro lado, este mismo hecho ha generado que exista una mayor conciencia hacia estos riesgos tanto en nuestra vida personal como profesional.

La aseguradora, con más de quince años de experiencia ante incidentes cibernéticos, ha fijado los cinco principales riesgos para 2021:

  1. Ataques a las cadenas de suministros (SolarWinds): ataques que imiten la estrategia utilizada, aprovechando la vulnerabilidad del software para entrar en las cadenas de suministro. Muchos de los software y aplicaciones más utilizadas en la actualidad en origen fueron desarrollados potenciando especialmente su velocidad y comodidad de uso, no su seguridad.
  2. La evolución del ransomware (Doxing): Los ciberdelincuentes ponen en marcha varios vectores de ataque de manera coordinada para causar la mayor interrupción posible del negocio combinando por ejemplo ataques de DDoS y ransomware (‘Doxing’ incluido, que consiste en hacer pública información privada sobre una persona o entidad con el propósito de ampliar el poder intimidatorio del ataque y forzar el pago).
  3. Continúa la amenaza en torno a la COVID-19: Las campañas de phishing abandonan la temática de la propagación de la COVID19 y se centrarán en información sobre las vacunas.
  4. Cambios en el panorama legal: Es muy probable que surjan nuevas normas, tanto a nivel nacional como europeo, y se endurezcan los requisitos de seguridad, prevención o pagos de ransomware, por ejemplo.
  5. Transformación digital y nuevos ataques: En un contexto empresarial en el que la seguridad de los sistemas se ha descentralizado con la movilidad de los empleados debe cambiar también el paradigma de la estrategia, la “compañía” ya no se ubica en un solo lugar concreto sino que está allá donde estén sus trabajadores (people centricity). Cualquier componente conectado a la red debe tener su propia seguridad, y estos elementos crecen de manera exponencial aumentando también las posibilidades de acceso del ataque.

“Uno de los principales inconvenientes a los que se enfrentan hoy empresas y profesionales para desarrollar sus estrategias de ciberseguridad es no poder estar a la altura del nivel que exigen los delincuentes, que cuentan con mayores recursos y en muchos casos mayores capacidades también, siempre es más sencillo destruir que construir. El ecosistema de ciberseguridad, por tanto, ya sea un antivirus o las pólizas de ciber necesitan evolucionar y actualizarse constantemente para que sean útiles”.

Alan Abreu, responsable de riesgos ciber de Hiscox,
Comparte esta noticia
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email

Sin respuestas a "Los cinco principales ciber-riesgos para 2001, según Hiscox"