La compra de activos desinvertidos destaca como única estrategia de M&A para crear valor para los accionistas en 2019

El 53% de las empresas que compraron parte de otra empresa en el primer semestre de 2019 superaron los puntos de referencia de su sector, en un promedio de 1 punto porcentual (pp), según el Divestment Performance Monitor (DPM) de Willis Towers Watson, en colaboración con la Cass Business School. Esta rentabilidad marginal contrasta con la de las empresas que vendieron parte de sus actividades este año, de las cuales el 63% tuvo un rendimiento significativamente inferior al de su índice MSCI. Estas tuvieron un rendimiento inferior medio de -7 puntos porcentuales. Mientras que las desinversiones pierden valor en general, la adquisición de un activo desinvertido, así como las escisiones, tienen un efecto de rendimiento superior.

El estudio también muestra que el tamaño de las desinversiones tuvo un impacto en el rendimiento de la empresa. Las empresas que se desprendieron de entre el 0 y el 5% del valor total de su compañía tuvieron un rendimiento inferior al de su mercado en un promedio de -0,8 puntos porcentuales en el primer semestre de 2019. Esta cifra se elevó a -6,9 puntos porcentuales en el caso de las empresas que se deshicieron de entre el 5 y el 15% de sus activos en valor, y a -6,3 puntos porcentuales en el caso de las que se deshicieron de más del 15%.

Según explica Gabe Langerak, jefe de Fusiones y Adquisiciones para Europa Occidental de Willis Towers Watson, “La mayoría de las empresas se crean para comprar activos, no para venderlos, lo que significa que las decisiones de venta se toman a menudo en el momento equivocado o de la manera equivocada. Tales errores son caros”. Del mismo modo, explica que “el excelente historial de escisiones, unas transacciones que son complejas y que requieren una preparación considerable para hacer frente a las numerosas piezas móviles y situaciones que pueden salir mal, establecen el estándar para las empresas que desean superar las dificultades y vender bien. Definir el acuerdo adecuado, gestionar la incertidumbre del talento y eliminar los costes hundidos puede marcar la diferencia entre una desinversión que tiene éxito y una que destruye valor”.

Comparte esta noticia
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email

Sin respuestas a "La compra de activos desinvertidos destaca como única estrategia de M&A para crear valor para los accionistas en 2019"