La digitalización y el cliente protagonizan las convenciones de Generali en 2016

Generali ha celebrado durante el pasado mes de enero sus convenciones anuales en Valencia, Granada y Burgos, para las que contó con la participación de más de 1.200 agentes de su red comercial en España. Bajo el lema ‘Ha nacido una nueva especie digital’, los encuentros han servido para exponer las palancas estratégicas que guiarán los próximos pasos de la compañía, que sitúan al cliente y a la digitalización como ejes centrales de la compañía y que se aplicará a todas sus líneas de negocio.

El consejero delegado de Generali, Santiago Villa, ha explicado que “la compañía es una suma de clientes, no de líneas de negocio y el agente, nuestro principal canal de distribución, no es en absoluto tradicional, sino que está a la vanguardia del sector”. De hecho, “la tecnología no es una amenaza sino una oportunidad para nosotros: nos permite marcar la diferencia aumentando la capacidad de nuestros agentes para conocer mejor a sus clientes, ofrecerles productos y servicios personalizados, aportarles valor y cercanía, y comunicarnos con ellos de manera sencilla y ágil, en función de sus necesidades”, ha afirmado.

Esta filosofía, que define la forma de trabajar de todos los que forman parte de Generali, permite, según señala Villa, “afrontar el cambio de ciclo con la competitividad que nos ha hecho crecer por encima del mercado durante los últimos ejercicios”. En ese sentido, la entidad señala que se está trabajando en entender aún mejor las necesidades del cliente y ofrecerle los productos más innovadores y el mejor servicio en cada momento, para hacer su vida más fácil y convertirse en “la primera aseguradora en encajar en el mundo de los clientes”. “Ese enfoque puro de cliente nos permite entender qué tipo de compañía, de mediador y de solución aseguradora quiere el cliente”, ha indicado Villa.

Para Generali, los agentes representan una pieza crucial, por lo que se han desarrollado y puesto a su disposición nuevas herramientas dirigidas a favorecer su relación con la compañía, así como con el cliente, con el objetivo de mejorar su satisfacción y eficiencia en la gestión. Un buen ejemplo de ello es el proyecto NPS, que mide la satisfacción del cliente tras cada interactuación con la compañía y “permite controlar y mejorar continuamente nuestra actividad, involucrando a todos los empleados”.


Sin respuestas a "La digitalización y el cliente protagonizan las convenciones de Generali en 2016"