La Guardia Civil realizará 150.000 controles de drogas en 2019, 50.000 más que en 2018

La presencia de sustancias psicoactivas, alcohol y otras drogas es frecuente en los accidentes. Lo demuestra el hecho de que el 43% de los conductores fallecidos en accidente de tráfico, analizados el año pasado por el Instituto Nacional de Toxicología y Ciencias Forenses, consumió alcohol, drogas ilegales o medicamentos. Además, las últimas encuestas nacionales e internacionales coinciden en el diagnóstico de que la tolerancia a consumir y conducir es muy alta, especialmente en jóvenes, donde dos de cada tres conductores jóvenes reconocen haber viajado con un conductor bebido y uno de cada tres con uno que había consumido porros. “Son cifras preocupantes si tenemos en cuenta que cuanto más frecuente es la presencia de drogas más grave es el accidente”, según ha indicado Juan Carlos González, subdirector adjunto de Investigación de la DGT, en la jornada ‘Drogas y conducción. Protegiendo nuestras vidas’, que han organizado Fundación Mapfre y el Consejo Europeo de Seguridad del Transporte (ETSC) con el objetivo de analizar cómo se puede reducir el consumo de drogas y alcohol en Europa, donde se estima que alrededor del 8% de los conductores que han fallecido en accidentes de tráfico había consumido drogas. “La eliminación del consumo de alcohol y otras drogas contribuiría a reducir la siniestralidad vial mortal hasta un 50%”, ha añadido.

Por su parte, la Dra. Nuria Guisández, investigadora y experta en alcohol, drogas y conducción de la Universidad Complutense de Madrid, ha subrayado la necesidad de que se modifiquen los niveles de concentración de alcohol en aire espirado por debajo de 0,10 mg/L o de 0,2g/L en sangre, aunque a su juicio, “la mejor propuesta estaría encaminada a implantar niveles de riesgo cero”. Asimismo, la realización de pruebas para detectar el consumo de drogas ha aumentado muchísimo en los últimos seis años. Lo demuestra la intensa labor que ha llevado a cabo la Guardia Civil de Tráfico, que en 2019 realizará 150.000 pruebas de drogas, lo que significa un incremento de 50.000 más con respecto a este año.

En su intervención, Jesús Monclús, director de Prevención y Seguridad Vial de Fundación Mapfre, ha destacado que “nuestra sociedad no puede tolerar que un 43% de los conductores fallecidos dé positivo en los controles de alcohol y otras drogas porque supone que cerca de 800 personas pierden la vida al año en España en siniestros con implicación de este tipo de sustancias”. También se ha referido a que en los últimos meses se han visto casos de padres con sus hijos en el coche y de conductores de autobuses escolares que conducían bajos los efectos de drogas distintas al alcohol, “conductas inaceptables que no deberían suceder”. Ha recordado, además, que “el consumo de drogas en la conducción, junto a las distracciones, son los principales problemas emergentes de seguridad vial” y que a su juicio deberían tener “mayor protagonismo” en la próxima estrategia española de seguridad vial.


Sin respuestas a "La Guardia Civil realizará 150.000 controles de drogas en 2019, 50.000 más que en 2018"