La tarifa plana de 50 euros se amplía a un año para los nuevos autónomos

Una de las medidas más destacada de la Ley de Autónomos que han entrado en vigor el 1 de enero es que la tarifa plana de 50 euros se amplía a un año para nuevos autónomos; a la que se pueden acoger aquellos que no lo fueron en los dos últimos años, mientras que los que ya disfrutaron de la tarifa plana deben esperar tres años para reemprender con esta bonificación (hasta ahora se requería un mínimo de cinco). Así, las bonificaciones de la tarifa plana se extienden hasta los 24 meses. Los seis siguientes a los doce de tarifa plana de 50 euros, se bonifica al 50% y los últimos 6 al 30%. Según prevé ATA, 150.000 autónomos se acogerán a esta tarifa en 2018 (450.000 en tres años) y 70.000 saldrán de la economía sumergida.

Otras medidas son que se reducen los recargos por retraso en los pagos a la Seguridad Social a la mitad, pasando del 20% al 10% en el primer mes. Los autónomos podrán deducirse 26,67 euros diarios en el IRPF por gasto de manutención, cuando afecta directamente a la actividad en territorio español, el doble si se pernocta. Además, se podrán deducir gastos de suministros, como el agua, la luz y telefonía, siempre que se trabaje desde casa. Del mismo modo, los autónomos podrán darse tres veces de alta y de baja en el mismo año y sólo pagarán desde el día efectivo que se dan de alta o de baja en el RETA y no todo el mes como hasta ahora. Asimismo, los que se jubilen, unos 60.000 en 2018, empezarán a cobrar su pensión al día siguiente de jubilarse y no el primer día del mes siguiente como se hacía hasta ahora. Por último, los autónomos podrán cambiar hasta cuatro veces en el mismo año su base de cotización, en función de sus intereses e ingresos y así adecuar su base a sus ingresos reales.


Sin respuestas a "La tarifa plana de 50 euros se amplía a un año para los nuevos autónomos"