Las inversiones del seguro español son mucho más conservadoras que la media europea

Las inversiones del sector asegurador español son mucho más conservadoras que la media de los países de la Unión Europea, según un estudio elaborado por Afi. Así, las aseguradoras españolas tan solo invierten en acciones un 5,7% de sus carteras, frente a una media europea del 15,1%. Pero la mayor diferencia se produce en la inversión en bonos de Gobiernos, partida a la que el seguro español destina el 58,6% de sus inversiones, mientras que la media europea es de tan solo el 31,4%. 

En la inversión en bonos corporativos, España está por debajo de la media, con un 20,7% de las inversiones, frente a un 32,2% en la UE. También hay diferencias apreciables en la inversión en préstamos e hipotecas, donde la media europea es del 5,7%, mientras el seguro español dedica un mínimo 0,8%. 

Las posiciones conservadoras de las entidades españolas también se comprueban en su posición en efectivo y depósitos, donde tienen el 7,7% de sus inversiones, frente a una media europea del 5,2%. Y, finalmente, en inversiones inmobiliarias, las posiciones son similares, 2,2% en la UE y 2,4% en España.

10 billones de inversiones 

Según el estudio, las aseguradoras europeas acumulan activos en dichas carteras por un importe algo superior a los 10 billones de euros, siendo globalmente el principal inversor institucional de la Unión Europea. 

Más allá de esa estructura diferencial por países que se observa en el “asset allocation” de las carteras de inversión de las aseguradoras, una tendencia general en estos últimos años es el desplazamiento generalizado y creciente desde clases de activos de menor riesgo hacia otras de mayor riesgo, consecuencia de un escenario de bajos tipos de interés tan elocuente.  

Tipos de interés no ya bajos, sino negativos, tiñen ampliamente la parrilla de las rentabilidades que ofrecen la deuda pública gubernamental y están provocando un desplazamiento de la inversión hacia activos de mayor duración, la renta fija privada (que ya define diferenciales extraordinariamente bajos frente los activos sin riesgo) y una búsqueda creciente de inversiones alternativas en acciones no cotizadas, hipotecas o infraestructuras. 

El informe resalta que este cambio de orientación del perfil inversor es previsible que se acreciente en los próximos años, en tanto que el entorno de tipos reales negativos que se ha asentado a lo largo de los últimos tres, tiene visos de ser “animal de compañía” durante algunos años más. 

Comparte esta noticia
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email

Sin respuestas a "Las inversiones del seguro español son mucho más conservadoras que la media europea"