Monetizar la vivienda y seguir viviendo en ella, alternativa para muchos baby boomers ante la necesidad de complementar su jubilación

Según se extrae del estudio ‘Alternativas a la insuficiencia de las pensiones’, elaborado por el Instituto Santalucía en colaboración con investigadores de la Universidad Carlos III de Madrid y la Universidad Jaume I, muchos baby boomers no han sido conscientes de la necesidad de ahorrar para su jubilación y, en muchos casos, ya no cuentan con tiempo suficiente para constituir ese ahorro. Por tanto, las opciones de licuar su patrimonio inmobiliario aparecen como una alternativa prioritaria para complementar su pensión. No obstante, no significa que no hayan ahorrado, ya que los datos muestran que el ahorro de los españoles está concentrado fundamentalmente en activos ilíquidos, concretamente en inmobiliarios (el 71,3% de la riqueza total de las familias españolas estaba en la vivienda en propiedad). Y es que, solo el 15% de la riqueza de los españoles está invertida en activos financieros.

José Manuel Jiménez, director del Instituto Santalucía, explica que “en España hay una importante cantidad de ahorro acumulada en vivienda. Y es importante que los propietarios sepan que esta fuente de ahorro es susceptible de convertirse en liquidez, permitiéndoles alcanzar unos ingresos durante la jubilación más acordes con sus expectativas y necesidades sin perder la propiedad de su casa mientras vivan. La cuantía que reciban a cambio variará en función de los tipos de interés vigentes, la edad y la esperanza de vida. Se trata de soluciones poco conocidas aun, pero con un enorme potencial, que cuentan además con un tratamiento fiscal favorable”.

Tradicionalmente, el downsizing, el alquiler y la venta del inmueble han sido tres alternativas para licuar el patrimonio, siendo el inconveniente principal el tener que abandonar su hogar. Sin embargo, las hipotecas inversas y el producto vivienda-pensión (venta con reserva de usufructo) se presentan como alternativas más idóneas ya que no solo permiten a la persona obtener una renta adicional que compense la pérdida de poder adquisitivo de la pensión, sino que también les permite permanecer y disfrutar de su vivienda durante toda su vida o bien trasladarse a una alternativa residencial apropiada a sus condiciones de salud y dependencia.

Hasta el momento, “la alta tasa de sustitución de las pensiones públicas y el bajo nivel de educación financiera de la ciudadanía han supuesto una barrera inicial para el desarrollo de este tipo de productos en nuestro país. Además, existe un componente sociocultural, donde los vínculos familiares y el deseo de transferir la vivienda a los herederos es muy fuerte. Por último, no debemos olvidar que hay una resistencia psicológica, agravada por la experiencia de la crisis de 2008, hacia desacumular riqueza y confiar en nuevos productos financieros”, reflexiona José Manuel Jiménez.


Sin respuestas a "Monetizar la vivienda y seguir viviendo en ella, alternativa para muchos baby boomers ante la necesidad de complementar su jubilación"