Petróleo, gas y minería, sectores más expuestos al riesgo del capital natural

Allianz Global Corporate & Specialty (AGCS) ha publicado un nuevo informe titulado ‘Medición y gestión de la exposición ambiental: análisis del sector empresarial sobre el riesgo del capital natural’, cuyos resultados advierten que los recursos naturales, tales como el aire limpio y el agua dulce, que son vitales para las empresas, están actualmente en alto riesgo en muchos sectores industriales. No gestionar los recursos naturales de la tierra, o capital natural, tiene consecuencias que van más allá de sus efectos directos sobre el medio ambiente. “Las empresas de todo el mundo deben enfrentarse cada vez más a las implicaciones negativas del agotamiento del capital natural”, afirma Chris Bonnet, director de Cuestiones Ambientales, Sociales y de Gobernanza (ESG) Servicios Empresariales de AGCS. “El uso sostenible de los recursos naturales tiene una importancia crucial para el éxito futuro de la mayoría de las empresas. Sin embargo, aunque la conciencia de las empresas acerca de su huella en el capital natural es cada vez mayor, muchas siguen necesitando entender mejor las amenazas concretas que pueden afectar a su sector y a la empresa en particular, así como las opciones que existen para mitigarlas”, añade.

Según el análisis llevado a cabo por la aseguradora, los sectores del petróleo y el gas, la minería, la alimentación y bebidas y el transporte son los más expuestos al riesgo de capital natural. “Los sectores con una dependencia directa de capital natural proporcionan a menudo los recursos necesarios para los sectores manufactureros, entre otros, por lo que obviamente es más difícil para las empresas que operan en ellos mitigar sus riesgos de capital natural. Sin embargo, podrían aplicarse de manera más enérgica soluciones de riesgo innovadoras para reducir el estrés causado al medio ambiente”, afirma Bonnet.

Los riesgos del capital natural aparecen raramente sin previo aviso; el informe revela que pasan por tres fases antes de afectar al resultado final de un negocio. En la primera fase, crece la conciencia del riesgo. En la segunda fase, el riesgo de capital natural comenzará a afectar potencialmente a empresas concretas en las cadenas de suministro o a sus propias operaciones en virtud de cambios normativos o la presión social. En la última fase, una vez que no es posible mitigar el riesgo, éste se materializa y da lugar a daños tales como costes de responsabilidad civil, mayores gastos de producción o interrupción del negocio, lo que en última instancia afecta a los resultados financieros de la organización.


Sin respuestas a "Petróleo, gas y minería, sectores más expuestos al riesgo del capital natural"