Sanitas explica cómo reconocer y afrontar el síndrome posvacacional

Los síntomas que la vuelta al trabajo puede generar son falta de apetito, cansancio, dificultad para concentrarse en las tareas diarias, molestias musculares o dolores de estómago. “Las personas más propensas a sufrir el síndrome posvacacional son aquellas que tienen una menor resistencia ante la frustración, los trabajadores que disfrutan de vacaciones más largas, trabajan en un entorno desagradable, no les gusta su trabajo o se consideran poco valorados por sus superiores”, explica María García, psicóloga de Blua de Sanitas.

María García aconseja seguir estos pasos para combatir el desasosiego de volver a la rutina: regresar antes de vacaciones; acometer las responsabilidades progresivamente; empezar o retomar las rutinas deportivas; dormir lo acostumbrado antes del verano; e iniciar nuevas rutinas y actividades fuera de la oficina.

Comparte esta noticia
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email

Sin respuestas a "Sanitas explica cómo reconocer y afrontar el síndrome posvacacional"


    ¿Tienes algo que decir?

    Algo de HTML está bien.