Sanitas ofrece una serie de consejos para gestionar la frustración en los niños

El desarrollo emocional tiene lugar en una etapa temprana de la infancia, siendo clave la franja entre los 3 y los 6 años. Para María Díaz, psicóloga de Blua de Sanitas, “la socialización en la infancia se produce como efecto de las prácticas de crianza y la interacción con el entorno y la personalidad. Todo ello orienta el desarrollo del niño transmitiendo valores, límites y normas que van a facilitar su incorporación al entorno social y, en este sentido, la etapa entre los tres y los seis años resulta vital”. Dentro de este desarrollo emocional una de las bases a asentar en el menor es la gestión de la frustración. “Si frenamos esta emoción cediendo en lo que nos piden, dándoles lo que quieren y así evitar pasar por el ‘mal trago’, estaremos haciendo de esta emoción adaptativa, un recurso más que recurrente y sin gestión para nuestros peques”, apunta la psicóloga.

Es fundamental enseñar a los niños a tolerar la frustración desde pequeños y para ello, María Díaz recomienda a los padres las siguientes pautas: establecer normas y límites que han de cumplirse con tranquilidad pero con firmeza; tener siempre presente que el ‘no’ es necesario, aunque frustre a los pequeños; aprender a gestionar las ‘rabietas’ cuando se produzcan, no cediendo ante ellas; tener muy claro que la frustración es inevitable en la vida y si los niños no aprenden a manejarla y aceptarla, en su vida adulta les resultará mucho más complicado.

Por otro lado, según la OMS, en el año 2025 se estima que habrá 1.200 millones de personas de más de 60 años en todo el mundo y dos de cada tres vivirán en países en desarrollo. En ese sentido, David Curto, responsable de la Dirección Asistencial de Sanitas Mayores, comenta sobre el envejecimiento activo que “la predisposición a sufrir enfermedades crónicas juega un factor muy importante, pero los hábitos de vida y la promoción de la salud van a jugar un papel determinante en la genética”.

Ejercicio tanto físico como mental y dieta saludable son algunas de las principales actividades promotoras de un envejecimiento saludable. Desde Sanitas recomiendan dedicar diariamente en torno a 25 minutos de actividad física y cerca de una hora a actividades de estimulación cognitiva, es necesario combinarlas para no trabajar solo un aspecto. En particular, las actividades que promueven la estimulación cognitiva es mejor realizarlas en sesiones cortas, con posibilidad de irlas repitiendo dado que al requerir una atención cognitiva constante pueden cansar más.

Por último, Sanitas Hospitales y la Cátedra Olímpica de la Universidad Camilo José Cela, de Madrid, han impulsado la publicación de ‘Mujer y Deporte: la Salud como Meta’, una guía de actividad física que acompaña a la mujer durante toda su vida. Esta obra es fruto del compromiso de 32 especialistas de Pediatría, Traumatología, Cardiología, Ginecología, Endocrinología, Medicina Deportiva, Nutrición, Geriatría y Oncología de los hospitales universitarios Sanitas La Moraleja y Sanitas La Zarzuela, así como el Hospital Virgen del Mar, que ha contado como madrina con Teresa Portela, piragüista olímpica en cinco ocasiones y con 14 medallas en Campeonatos Mundiales de Piragüismo y 17 medallas en los campeonatos europeos durante toda su carrera. “El deporte y la actividad física son el mejor vehículo para mejorar la salud y la calidad de vida de las mujeres desde la infancia y hasta la edad senior. Y no hace falta ser una deportista de élite para poder beneficiarse de las ventajas del ejercicio físico”, ha explicado Portela, que ha destacado que el libro está escrito para el público general.


Sin respuestas a "Sanitas ofrece una serie de consejos para gestionar la frustración en los niños"