Sanitas planifica la desescalada en sus centros para que los pacientes puedan ser atendidos con seguridad

La compañía ha dedicado el 90% de la capacidad de sus centros a atender a enfermos de COVID-19 y el restante 10% a continuar con las prestaciones habituales a pacientes de otras patologías, siempre a través de circuitos limpios.

Ahora, con la mejora de la situación sanitaria, Sanitas ha planificado una desescalada que permita a muchos clientes retomar las consultas presenciales si así lo desean y en condiciones de máxima seguridad.

La compañía mantendrá los circuitos limpios en todos sus centros y realizará una constante desinfección de sus instalaciones. Las citas estarán más espaciadas para evitar que los pacientes coincidan tanto en la recepción de los centros como en las salas de espera, donde las butacas garantizan la distancia de seguridad de 2 metros entre personas.

A la entrada de cada centro de Sanitas, los pacientes deberán hacer uso de gel hidroalcohólico proporcionado por la compañía. Se aconseja el uso de mascarillas durante la estancia, algo que será obligatorio para los profesionales.

En Sanitas Dental, y a pesar de que 41 clínicas dentales han permanecido abiertas, también se ha reforzado la seguridad y se ha implementado un sistema de videoconsulta para que los clientes que no deseen acudir de forma presencial a los centros puedan seguir atendidos. No obstante, habrá una completa desinfección de hasta 15 minutos de duración de todas las instalaciones críticas entre pacientes.

Con estas medidas, Sanitas plantea la progresiva vuelta a la asistencia presencial no esencial con todas las medidas de seguridad para proporcionar la mayor tranquilidad a sus clientes.

Comparte esta noticia
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email

Sin respuestas a "Sanitas planifica la desescalada en sus centros para que los pacientes puedan ser atendidos con seguridad"