Santalucía entra en el negocio funerario de México

Grupo Santalucía ha entrado en el negocio funerario de México mediante la adquisición de una participación significativa de Aeternitas Memorial. Esta operación es el primer paso para desarrollar en el país una red de prestación de servicios funerarios. La alianza ha sido establecida a través de Santalucía Desarrollo Internacional, plataforma del grupo para canalizar su estrategia internacional. Adicionalmente, se adelanta desde la compañía, se han sentado las bases de un acuerdo marco que permita una senda de crecimiento orgánico en el país. Las principales operaciones de Aeternitas Memorial se centran en la comercialización de planes de previsión y servicios funerarios, tanto de cremación como de inhumación, así como venta de nichos.

“Este es un nuevo paso para consolidar nuestra presencia en México, donde ya estamos presentes en el segmento de mayores a través de Ballesol. Mediante esta nueva alianza, podemos comenzar a operar en otro de los ámbitos en los que basamos nuestra estrategia internacional, el de Servicios Funerarios, en el que gracias a nuestra experiencia podemos aportar un valor añadido realmente diferenciador”, afirma Andrés Romero, director general de la aseguradora.

Con casi 5.000 metros cuadrados, el edificio insignia de la compañía es un tanatorio situado en la ciudad de Puebla, concebido como centro integral de prestación funeraria completa. Dispone de capacidad para albergar más de 2.000 columbarios, salas de velación, horno crematorio, capilla para 150 personas, cafetería, parking privado y seguridad propia. Además, el tanatorio ha recibido una mención honorífica en el XV Certamen Bienal de Arquitectura Mexicana 2018, obra de uno de los socios de la compañía, el arquitecto Carlos Balcázar.


Sin respuestas a "Santalucía entra en el negocio funerario de México"