El sector cierra 2017 con 63.392 millones en primas, un 0,7% menos

El seguro español facturó en 2017 63.392 millones de euros en primas, un 0,7% menos que un año antes. De esta cifra, 33.992 millones provienen de los ramos No Vida, que suben un 3,94% en su conjunto, mientras que los 29.401 millones restantes llegan de Vida, que cae un 5,6%, según los datos de ICEA. En ese sentido, Mirenchu del Valle, secretaria general de Unespa, comentó en la Jornada de Perspectivas del Seguro y la Economía para 2018 que mantener las tasas de crecimiento de 2016, “año histórico e irrepetible”, iba a ser imposible, “por lo que estás cifras saben a mucho. Lejos de trazar el perfil de un sector estacando o que pierde terreno, lo que marcan es que ha sido capaz de mantener los avances de meses anteriores”. Los datos, reiteró, “son testigo de la consolidación de los procesos de creciente importancia social y económica del seguro”.

Con relación a No Vida, la secretaria general de Unespa explicó que la mejora del 3,94% se fundamenta en el tirón de todas las líneas de negocio, con mención especial a los seguros denominados ‘Resto No Vida’, que repuntaron un 5,96%, hasta los 8.131 millones. Asimismo, las pólizas de Salud incrementaron su aportación un 4,24%, hasta los 8.058 millones de euros; Autos creció un 3,37%, hasta los 10.922 millones; y Multirriesgos avanzó un 2,17%, hasta los 6.881 millones. Por su parte, el ahorro gestionado en productos de seguro de Vida, medido a través de las provisiones técnicas, alcanzó los 183.519 millones de euros, un 3,21% más. Esta tasa “muestra con claridad la pujanza del seguro de Vida y la importancia que tiene dentro de las decisiones de ahorro y previsión de las familias españolas”, afirmó.

Como ya es habitual en esta jornada, desde Unespa se valoró la rentabilidad del sector. Mirenchu del Valle señaló que “el seguro de vida ha conseguido mantener la tendencia de su rentabilidad, pero al mismo tiempo también está mostrando cierta dificultad a la hora de conseguir tasas crecientes. Es evidente que el entorno financiero no es el mejor de todos los posibles y que el gran reto del seguro de Vida en estos momentos es cómo conseguir ser atractivo e ilusionar al mercado cuando desde el flanco financiero del negocio son tan pocas las buenas noticias que llegan”. Para Del Valle, “la noticia más relevante que nos dan las cifras, por lo menos a cierre del tercer trimestre, es el rebote de la rentabilidad del seguro de Autos obligatorio, que llegó a desaparecer en el año 2015”. En su conjunto, concluyó en este apartado, “2017 parece apuntar a un seguro que tiende a una mayor solidez financiera en lo general, aunque con algunos elementos que deberán tenerse en cuenta en diversas actividades. En concreto, habrá que prestar atención a la situación del seguro de Vida en un entorno de tipos bajos”.

Por último, la secretaria general de Unespa subrayó que “como aseguradores, 2018 va a ser un año en el que vamos a hacer un esfuerzo especial por defender, explicar y difundir un mecanismo financiero-actuarial que es, estamos convencidos, el que esta sociedad necesita para disolver la angustia por el bienestar presente o futuro: las rentas vitalicias. La renta vitalicia asegurada, un producto que es muy anterior a los sistemas de reparto de la seguridad social, es el primer pago regular comprometido de por vida de que han podido disfrutar las personas y, a día de hoy, tiene plena vigencia. Para nosotros, para Unespa, pues, 2018 debería ser el año de las rentas”.


Sin respuestas a "El sector cierra 2017 con 63.392 millones en primas, un 0,7% menos"