Unespa, partidaria de las rentas vitalicias para complementar la pensión pública

Analistas Financieros Internacionales (Afi) presentó la semana pasada en la sede de Unespa su informe ‘Soluciones para la jubilación. Naturaleza, ventajas, defensa y fomento de las rentas vitalicias en España’. En este estudio, encargado por la patronal, se analiza la situación de las pensiones en el país y se describe el papel que pueden desempeñar las rentas vitalicias ante los retos demográficos y socio económicos a los que se encuentra expuesto el sistema público de pensiones de jubilación. En la presentación han participado Pilar González de Frutos, presidenta de Unespa, y José Antonio Herce, profesor de Afi Escuela de Finanzas y codirector del estudio

El trabajo de Afi para Unespa muestra que las reformas de 2011 y 2013 provocarán una caída media del poder adquisitivo de alrededor de 350 euros al mes a una persona que se retire hoy a lo largo de su vida como jubilado. Por ello, en el estudio se afirma que las rentas vitalicias son un instrumento idóneo para complementar la pensión pública de jubilación, alivian las presiones que existen sobre el sistema público de pensiones y contribuyen a su sostenibilidad: “unos 63.000 euros son suficientes para afrontar la constitución de una renta vitalicia que compense la pérdida de poder adquisitivo citada de 350 euros al mes. Esos 63.000 euros equivalen a una tercera parte del patrimonio medio actual de los hogares encabezados por personas mayores de 65 años”.

Para José Antonio Herce, las rentas vitalicias son la solución asegurada para evitar que una persona sobreviva a sus ahorros; garantizan un nivel de vida a quienes las perciben porque están aseguradas, se viva el tiempo que se viva. De esta forma, las rentas vitalicias evitan que una persona sobreviva a sus ahorros. Los datos del informe demuestran que no es necesario ahorrar más para complementar las rentas durante la jubilación. La clave reside en ahorrar mejor. Fiscalmente tienen a su favor la exención de pagar el IRPF por plusvalías -hasta 240.000 euros- obtenidas por la venta de elementos patrimoniales, siempre que se dediquen íntegramente a adquirir una renta vitalicia, el titular de dicho patrimonio tenga 65 o más años y dicha renta se adquiera en su favor. Además, el tratamiento fiscal de la renta es beneficioso al empezar a percibirse.

El perfil medio del tomador de este producto es de 72 años, aunque lo más habitual es contratar el producto con 65 años. A cierre de 2017, los españoles habían constituido 2.266.082 rentas vitalicias y temporales, lo que supone un ahorro gestionado de 87.259 millones de euros.


Sin respuestas a "Unespa, partidaria de las rentas vitalicias para complementar la pensión pública"