Uno de cada cinco mayores de 65 años fallece por causas relacionadas con el tabaco

El tabaquismo es uno de los principales riesgos para la salud: la OMS contabiliza siete millones de fallecimientos al año por el tabaco, de los cuales más de seis millones son consumidores directos. Además, ocho de cada diez muertes están relacionadas con la EPOC, una enfermedad que padecen más de dos millones de personas en España, aunque el 70% de ellas todavía lo desconocen. Enfermedades cardiovasculares, cáncer, úlceras duodenales u osteoporosis son solo algunas afecciones relacionadas con el tabaquismo. Además, “fumar incrementa el riesgo de sufrir cardiopatía isquémica, ictus, enfermedad vascular periférica y claudicación intermitente”, lo que supone “un mayor riesgo en las personas de edad avanzada”, expone David Curto, director Asistencial de Sanitas Mayores.

Los mayores de 65 años son uno de los colectivos más afectados por el consumo de tabaco. Una de cada cinco muertes entre este grupo poblacional está relacionada con esta sustancia nociva que se asocia con al menos seis de las 14 principales causas de muerte en los sujetos de más de 60 años y supone un factor de complicación de al menos otras tres. Se estima que en España el 12% de este colectivo es fumador y, aunque cada vez hay mayor conocimiento sobre los beneficios de abandonar esta práctica, dejar de fumar es especialmente complicado para las personas mayores. “Una persona que ha fumado toda su vida debe recibir un especial apoyo para conseguir dejar de fumar, es importante hacer un seguimiento cercano”, explica el doctor Curto.

Los estudios clínicos concluyen que quien deja de fumar antes de los 50 años disminuye el riesgo de morir por una enfermedad relacionada con el tabaco en un 50%, mientras que quien deja de fumar a los 65 años reduce ese riesgo en un 10%.


Sin respuestas a "Uno de cada cinco mayores de 65 años fallece por causas relacionadas con el tabaco"