Willis Towers Watson prevé que el big data marque el futuro del sector asegurador

Según indica Willis Towers Watson, las principales tendencias y retos de futuro que afectarán al sector asegurador pasan, en gran medida, por la digitalización, el análisis avanzado de datos aplicado a la industria, la propuesta de valor centrada en el cliente y el pricing. En concreto, son tres las tendencias fundamentales que impactarán, a corto plazo, al sector: el nuevo paradigma de interacción social, el cambio en la naturaleza del riesgo y la innovación en el área Insurtech, con el advenimiento y desarrollo de tecnologías como el Internet de las Cosas, Blockchain, la inteligencia artificial o el pricing predictivo en tiempo real según las necesidades del cliente.

La consultora apunta al big data como la tendencia que continúa dominando la lista de iniciativas con mayor impacto previsible en el sector. En este sentido, Willis Towers Watson considera que en el sector asegurador tanto la naturaleza de la tecnología como de los clientes han cambiado y las empresas deben adaptarse a las nuevas demandas. Con la digitalización de los modelos, se plantean nuevas cuestiones que antes los usuarios ni imaginaban; o las preguntas tradicionales, ahora deben abordarse desde una perspectiva completamente diferente. Según explica Julio Koch, director Risk Consulting and Software de Willis Towers Watson, “este nuevo escenario no habla tanto de un destino sino de un viaje. Genera enormes oportunidades para las compañías capaces de entender y aprovechar los datos que están generando, capaces de revisar sus pilares y adaptarse a esta nueva tecnología; pero, al mismo tiempo, representa una amenaza para aquellas que no sepan hacerlo”.

En cuanto a la determinación de un precio apropiado, la consultora pone de manifiesto que se trata de una práctica fundamental y cada vez más compleja en la que la interacción entre diferentes áreas es crucial. Las compañías con más éxito en el sector son aquellas que eligen ser especialmente competitivas en algún aspecto y en el resto se mantienen ágiles. El proceso de pricing debe ser rápido y seguro, abordar el análisis de forma muy rigurosa con más y nueva información para asegurar el éxito. Hoy en día el cliente es más importante que nunca a la hora de determinar el precio adecuado y los profundos cambios tecnológicos obligan a centrar el enfoque en este en vez de en el producto. El cliente actual está altamente informado, y compara tanto online como offline antes de comprar, es exigente y demanda productos a medida.

Otro de los factores que marcarán la evolución del sector es la necesidad de centrar el foco en el cliente, un elemento que se ha convertido en estratégico para cualquier compañía de seguros. Según Willis Towers Watson, el tradicional enfoque en producto ha funcionado bien. Sin embargo, los profundos cambios tecnológicos que impactan en cómo se recopilan, gestionan y utilizan los datos y cómo los consumidores pueden y desean ser tratados, hacen obligatorio un cambio a un enfoque sobre el cliente. Según Julio Koch, “ante este cambio de paradigma, el cliente, consciente del poder que puede ejercer, demanda soluciones a medida. Las compañías deben ser capaces de recopilar información, gestionarla y utilizar estos datos para ofrecer propuestas de valor a cada cliente. Si una empresa no es capaz de adaptarse, otra lo acabará haciendo”.


Sin respuestas a "Willis Towers Watson prevé que el big data marque el futuro del sector asegurador"